Spike Milligan

Ahmednagar, India, 1918

Spike Milligan es, sin duda una figura clave del humor británico y, por extensión, del mundial. Edie Izzard lo definió como «El padrino de la comedia alternativa» y los Monty Python lo citan siempre como una de sus influencias más cruciales ( John Cleese llegó a afirmar: «Milligan es el gran dios de todos nosotros»).

Milligan creció en la India británica, su padre era un capitán del ejército, hasta que se mudó al sur de Londres a los 12 años. Ya desde muy joven tocó la corneta y descubrió el jazz, además de implicarse políticamente en las juventudes comunistas.

Cuando fue llamado a filas para combatir contra el nazismo, empezó a escribir e interpretar gags cómicos como parte de los conciertos para animar a las tropas. No fue lo único que hizo: también sirvió en artillería y en el departamento de bombarderos en campañas norafricanas e italianas. Acabó hospitalizado después de que una bomba detonara demasiado cerca.

Ahí empezó su verdadera carrera. Lo hicieron especialmente conocido ideas como The Goon Show, el show radiofónico que creó con otros nombres como Peter Sellers, precursor de gran parte de la hilarante comedia británica de tintes surrealistas. La presión de ser así de brillante le costó desarrollar crisis nerviosas y convertirse en maniaco-depresivo.

Libros de...

Mala pinta

Una obra maestra del humor